Novedades a tu correo:
Click aqui para suscribirse
Recetas

Hongos, setas, algunos consejos para emplearlos en salsa

Hongos frescos (setas).
Los hongos contienen de por sí mucho agua por lo tanto no conviene sumergirlos en agua para lavarlos. Limpiándolos prolijamente con un paño húmedo es suficiente, lo máximo que se puede hacer es pasarles apenas un poco de agua debajo de la canilla mientras se les va pasando un paño.

Una sugerencia es cortarlos en rodajas no demasiado finas para sentir su sabor al masticarlo durante la comida (si bien es a gusto de cada uno). Otro detalle es cocinarlos en una cacerola o sartén amplia para que no estén demasiado amontonados y eliminen demasiado líquido.
Primero se debe calentar bien el recipiente donde se van a cocinar. A continuación se le agrega aceite o manteca (mantequilla) a gusto y siempre en caliente se agregan los hongos. Esto se hace para que el líquido contenido en su interior sea eliminado rápidamente rescatando el contenido principal que es su pulpa y su sabor.

Hongos secos. Primero se hidratan en un medio líquido a gusto. Puede ser simplemente agua o vino, tanto tinto como blanco o caldo o cerveza etc. Una vez hidratados apretamos los hongos con una cuchara sobre uno de los bordes del recipiente y volcamos el líquido.
Este detalle es importante para eliminar junto con el líquido cualquier residuo que pudiese haber quedado en el fondo.

Una vez escurridos se pican un poco y se agregan a la salsa.

Recetas relacionadas con este artículo
Copyright (c) 2001-2017 solocarnes.com
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
De utilizarse nuestros contenidos, se deberá incluir un link visible a www.solocarnes.com
Gracias por visitar solocarnes.com, el recetario de comidas saludables más sabroso de Internet.
Política de Privacidad